lunes, octubre 18, 2021
22.1 C
La Plata

Los mayores de 60 sin problemas cardíacos no deberían tomar una aspirina por día para prevenir infartos

Recomendado

Los adultos mayores que no sufren enfermedades cardíacas no deberían tomar diariamente una dosis baja de aspirina para prevenir un primer infarto o ACV. Así lo determinó un influyente equipo de expertos nucleados en el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos.

Contra toda creencia popular, los especialistas señalaron que los riesgos de sufrir una hemorragia en adultos a partir de los 60 años sin antecedentes son mayores que los posibles beneficios de la aspirina.

Las recomendaciones, en cambio, se mantienen vigentes para las personas con presión arterial alta, colesterol elevado, obesidad u otras afecciones que aumentan las posibilidades de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

“Independientemente de la edad, los adultos deberían hablar con sus médicos sobre la posibilidad de dejar o empezar a administrar aspirina para asegurarse de que es la opción adecuada para ellos”, dijo el doctor John Wong, miembro del grupo de trabajo y experto en atención primaria del Centro Médico Tufts.

El infarto de miocardio lidera las enfermedades cardiovasculares. Foto Shutterstock.

El uso de la aspirina puede causar daños graves, y el riesgo aumenta con la edad”, agregó.

Según publicó el sitio web US News, el nuevo consejo para los adultos mayores va a contramano de las recomendaciones que el mismo panel emitió en 2016 para ayudar a prevenir un primer ataque cardíaco y un accidente cerebrovascular, pero está en línea con las directrices más recientes de otros grupos médicos.

Qué dice la Sociedad Argentina de Cardiología

Augusto Lavalle Cobo es exdirector del Consejo de Epidemiología y Prevención Cardiovascular de la Sociedad Argentina de Cardiología.

El especialista explica que la aspirina tiene un efecto “antiagregante”, que se asocia a la reducción de posibilidad de nuevos infartos o accidentes cerebrovasculares en personas que ya los habían padecido.

Por ese motivo, la medicación comenzó a utilizarse originalmente como “prevención primaria”: es decir, en poblaciones sin problemas cardiovasculares previos, con el fin de evitar estos eventos. A mayor edad, mayor riesgo. Por eso, era recetada particularmente a adultos mayores.

De acuerdo con el cardiólogo, sin embargo, la evidencia fue cambiando progresivamente.

“Entre los años 2015 y 2016, las guías europeas recomendaban que, en aquellos pacientes sin enfermedades cardiovasculares, no se usara aspirina por el alto riesgo de sangrado gastrointestinal que implicaba”, amplía.

Y continúa: “Los estadounidenses fueron menos taxativos. Dado que la aspirina reducía el riesgo de infarto -no así de muerte-, en aquellas personas con bajo riesgo de sangrado, siguieron recetándola”.

Por lo menos hasta 2018, “cuando se publicaron tres estudios muy importantes relativos al rol de la aspirina en la prevención primaria”.

Uno de estos incluyó a 20 mil adultos mayores de 70 años. El grupo que recibió aspirina (casi la mitad de los involucrados) no obtuvo beneficios cardiovasculares respecto a aquellos que habían recibido el placebo; pero sí experimentó riesgos asociados a hemorragias.

Los otros dos estudios se realizaron sobre pacientes con diabetes y pacientes con riesgo cardiovascular moderado, respectivamente. De allí se desprendió que, si bien la aspirina siguió asociándose al riesgo de sangrado, los voluntarios que recibieron el medicamento tuvieron menor riesgo de infarto.

La conclusión del doctor es clara: “Las sociedades científicas, incluida la Sociedad Argentina de Cardiología, señalan que, en aquellas personas entre 40 y 70 años con alto riesgo cardiovascular y bajo riesgo de sangrado, puede considerarse el uso de aspirina. Pero esto tampoco significa que todos tienen que recibirla”.

En otras palabras, “no hay que darle aspirina a todo el mundo, como se creyó en algún momento”. Esta dejó de ser parte de una estrategia de prevención poblacional y entró al ámbito de la medicina de precisión.

“También es importante mencionar que, cuando hablamos de aspirina, hablamos de 100 mg o menos“, aclara el profesional. La famosa aspirina que viene con cafeína, por ejemplo, implica un mayor riesgo de sangrado.

Lavalle Cobo especifica: “La tendencia es dejar la aspirina para pacientes con alto riesgo cardiovascular. ¿Cómo se define esto? Por la sumatoria de factores de riesgo (como diabetes, hipertensión, tabaquismo, antecedentes) y la presencia de ateromatosis subclínica (o placas en las arterias)”.

En resumen, se trata de una decisión personalizada, que el médico toma junto a cada paciente, en el consultorio.

Estudios previos

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos también había dicho anteriormente que una aspirina diaria podía proteger contra el cáncer colorrectal a algunos adultos de entre 50 y 60 años, pero la guía actualizada asegura que se necesitan más pruebas de esos beneficios.

El grupo independiente de expertos analiza la investigación y los avances médicos y emite consejos periódicos sobre medidas para ayudar a mantener la salud de los estadounidenses. Según Wong, los estudios más recientes y el análisis de las investigaciones más antiguas han motivado a la actualización de los consejos.

La doctora Lauren Block, investigadora interna de los Institutos Feinstein de Investigación Médica de Manhasset (Nueva York), dijo que la guía es “importante” porque muchos adultos toman aspirina aunque nunca hayan sufrido un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Wong reconoció que la nueva recomendación podría hacer que algunos pacientes se sientan frustrados y se pregunten por qué los científicos no toman una decisión definitiva. “Es una pregunta justa”, dijo. Y concluyó: “Lo que es realmente importante saber es que la evidencia cambia con el tiempo”.

DD/MG

- Anuncio -spot_img

Comentar

Ingrese su comentario
Ingrese aquí su nombre

- Anuncio -spot_img
Últimas noticias

Ricardo Rodriguez Coordinador de Centros de Formación Laboral en la Región 20 “Abrir ventanas de Capacitación laboral es la clave”

https://youtu.be/bk_hkH7tRq4 Ricardo Rodriguez es hoy líder referente y coordinador activo de centros de formación de la Región 20 de la...
- Anuncio -spot_img

Más artículos como este

- Advertisement -spot_img